Diferencias entre gres cerámico y porcelánico

Diferencias entre gres cerámico y porcelánico

En nuestro catálogo de saneamientos y grifería en Chamartín encontrarás las primeras calidades en cuanto a materiales. Queremos por lo tanto que conozcas las posibilidades por las que puedes optar a la hora de renovar tu baño o la cocina. En este post nos vamos a centrar en concreto en las diferencias entre gres cerámico y gres porcelánico. 


Empecemos por el gres cerámico. Se trata de un tipo de pavimento de pasta cerámica formada por arcillas naturales. Lo normal es fabricarlo recurriendo a la cocción tanto en pasta roja como en pasta blanca. El gres normal presenta una serie de particularidades que en Azulejos Saorín estaremos encantados de explicarte. Para que te vayas haciendo una idea, anota que este es un pavimento de absorción al agua-baja o media-baja. Para los bordes puedes elegir entre biselados o rectos. Lo más habitual es fabricarlo en forma cuadrada y rectangular. Por su parte, el gres porcelánico son las baldosas cerámicas que presentan una muy baja absorción de agua. Se usan en suelos exteriores o interiores, tanto de uso comercial como doméstico e industrial. También para el revestimiento de fachadas y paredes interiores. 


A diferencia del cerámico, el porcelánico se fabrica de una sola cocción y resiste muy bien los cambios bruscos de temperatura. Es algo más caro que el cerámico. En nuestra empresa de saneamientos y grifería de Chamartín te informamos también de que el gres porcelánico es más resistente y duradero y absorbe menos agua y humedad. Además es ideal para zonas de alto tránsito y en fachadas consigue aislar mejor que el cerámico. 

haz clic para copiar mailmail copiado