El acierto de unos rodapiés perfectos

El acierto de unos rodapiés perfectos

Estando especializados en la venta de azulejos en Chamartín, sabemos que la presencia de rodapiés, además de práctica, puede aportar un toque estético muy recomendable en una habitación.

Los rodapiés son esas piezas, normalmente del mismo material y estilo que los suelos, que protegen la junta entre el suelo y las paredes. Así pues, en baños, cocinas y otros lugares con azulejos de cerámica, los rodapiés de cerámica son casi obligados. Son muy útiles porque evitan golpes y arañazos en la parte baja de las paredes, muy propensa a recibir impactos cuando hay caídas, pies rápidos, arrastre de carritos o muebles…

Los rodapiés pueden ser lisos o con molduras y se unen a la pared de forma similar a la que se haya usado para unir los azulejos al suelo. Si se pican o se parten es sencillo repararlos rellenándolos y pintando, de forma que la pared quede protegida, o quitando la pieza afectada entera del rodapié y sustituyéndola por otra con un poco de adhesivo y masilla.

Los rodapiés que encontrarás en nuestra tienda de venta de azulejos en Chamartín pueden servirte también para tapar cables que no puedan ir por dentro de las paredes o imperfecciones que ya tengas en la pared o en las esquinas del suelo.

Pregunta en Azulejos Saorín y te asesoramos según el caso en el que estés. También te damos la opción de pensar en los rodapiés a juego con los sanitarios u otra decoración del baño, en lugar de con el suelo actual. Hay muchas combinaciones en nuestra exposición y nuestros catálogos.

haz clic para copiar mailmail copiado