¿Mampara corredera o abatible?

¿Mampara corredera o abatible?

En la previa instalación de mamparas de baño en Chamartín son muchas las personas que dudan sobre los tipos de mampara, según su apertura, que deben comprar. Entre las más demandadas están las correderas y las abatibles. La mayoría de las personas suele decantarse por las correderas, pero ¿es una opción correcta?

Para saber si estas mamparas de baño en Chamartín y su elección son correctas, se deben conocer las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

En primer lugar, se debe tener en cuenta que los beneficios de las correderas son amplios: ocupan un espacio inferior al resto (se cierra una hoja tras la otra, siempre en paralelo), el agua del vidrio siempre cae hacia dentro de la zona de baño, los rodamientos son estables y resistentes, existen muchos precios y medidas, además de contar con diferentes acabados, diseños y colores. En contra, las desventajas es que todas estas mamparas deben contar con rodamientos, así que es aconsejable que lleven perfil en algún punto. Por otro lado, el espacio para la entrada suele ser menor (respecto a las plegables o abatibles, por ejemplo). Por último, las zonas son más propensas a ensuciarse, haciendo que se tengan que realizar limpiezas profundas.

En cuanto a las mamparas batientes o abatibles, se debe tener en cuenta de ellas que tienen más amplitud en la entrada. Muchas de ellas pueden ir sin perfil (tanto arriba, como abajo). Pueden contener bisagras, que elimina la perfilería y, además, son cómodas para espacios reducidos. También son fáciles de limpiar. Sin embargo, necesitas espacio en el baño para abrirlas, son más caras que las correderas y menos prácticas.

Desde Azulejos Saorín te comparamos las mamparas del baño: correderas y abatibles. ¿Cuál te interesa para tu cuarto de baño? En esta página te hemos detallado todas sus ventajas y desventajas.

haz clic para copiar mailmail copiado