Ventajas de las mamparas de baño

Ventajas de las mamparas de baño

Las mamparas de baño en Chamartín son una solución ideal para el aseo de nuestra casa. Ya sean para ducha o bañera, la mayoría de la gente las prefiere en lugar de las cortinas por las múltiples ventajas que nos ofrecen.

Empecemos destacando el lado estético. Hacen de nuestro baño un lugar elegante, moderno y agradable. Las cortinas, por muy bonitas que sean, acaban deteriorándose a causa de la humedad y afeando el baño.

Asimismo, las mamparas de ducha aportan seguridad a las personas. Se sienten más protegidas ante posibles caídas que con las cortinas o si no hay ningún elemento.

Otra ventaja principal es que son más higiénicas. Las cortinas, como hemos comentado, acumulan humedades y suciedad y pueden aparecer hongos en ellas. Las mamparas de bañera, al ser tan fáciles de limpiar, están siempre impecables y libres de gérmenes. Y, por supuesto, no se derrama el agua al suelo gracias a su excelente sistema de aislamiento.

En la actualidad, contamos con una amplia gama de mamparas de baño en Chamartín: distintos tipos de cristales, diferentes diseños, variedad de puertas…  Entre los sistemas de cierre, uno de los más prácticos es el magnético que viene integrado en las puertas con encajes directos sobre los cristales. Esta opción no solo es la más estética, sino también la que nos ofrece mayor comodidad y hermeticidad.

De las mamparas de hoy en día, en Azulejos Saorín también destacamos su alto grado de resistencia a golpes y a los cambios de temperatura. En caso de rotura, además, se fraccionan en múltiples pedacitos para evitar que las personas se lastimen.